domingo, noviembre 02, 2008

ALEXANDER GRAHAM BELL

AHORA QUE UNA EMPRESA DE TELEFONÍA PARECE QUE LO VA A VOLVER A PONER DE MODA, VOY A DEDICARLE UN HOMENAJE A ESTE HOMBRE QUE ADEMÁS DE SER LOGOPEDA INVENTÓ UNO DE LOS INVENTOS MÁS FÁNTÁSTICOS QUE HA HABIDO. MUCHAS VECES PIENSO CÓMO PODRA VIVIR SIN EL TELÉFONO YA NO EL MOVIL SINO EL FIJO, QUE HORROR NO PODER ESCUCHAR LA VOZ DE MI FAMILIA... VIVIR LEJOS DE CASA SE HACE MÁS LLEVADERO GRACIAS A BELL. A continuación pongo extractos de su vida y de sus trabajos con sordos, seguro que os sorprenderá.
  • Bibliografía: Científico e inventor inglés, se le atribuye la invención del teléfono y otros estudios menores, entre otros, un aparato para limitar los efectos de la sordera. Nació el 3 de marzo de 1847, en Edimburgo, Escocia; estudió en la universidad escocesa y en Londres para luego emigrar a Canadá y Estados Unidos (1870-1871). Dio clases a sordomudos y divulgó el sistema de lenguaje visible, desarrollado por su padre (Alexander Melville Bell), quien era educador. Graham demostró cómo se utilizaban los labios, lengua y garganta en la articulación del sonido. En 1872 fundó en Boston, una escuela para sordomudos, que después se integraría en la Universidad donde Graham Bell fue profesor de fisiología vocal. Durante su estancia en Boston se enamoró de una alumna sordomuda, quien lo exhortó a continuar sus investigaciones, con ella se casó en 1877.
  • Contribuyó al desarrollo de las telecomunicaciones (por ello es llamado "el padre de la sordera") y la tecnología de la aviación. Su padre, abuelo y hermano estuvieron asociados con el trabajo en locución y discurso (su hermana y su madre eran sordas), lo que influyó profundamente en el trabajo de Bell, su investigación en la escucha y el habla. Esto le movió a experimentar con aparatos para el oído.[1] [2] Sus investigaciones le llevaron a intentar conseguir la patente del teléfono en América, obteniéndola en 1876,[3] aunque el aparato ya había sido desarrollado anteriormente por Antonio Meucci, siendo este reconocido como su inventor el 11 de junio de 2002.
  • Primeros trabajos con el habla Bell había heredado de su madre una naturaleza sensitiva y un talento particular hacia el arte, la poesía y la música. Tocaba el piano sin haber recibido clases y era el pianista de la familia.[13] A pesar de su carácter reservado e introspectivo, poseía talento para la mímica y los "trucos con la voz" relacionados con la ventriloquia, con los cuales entretenía a los invitados.[13] Alexander también se vio sensibilizado por la sordera gradual de su madre (que empezó a perder el sentido del oído cuando Bell tenía tan sólo 12 años). Bell y su madre desarrollaron un lenguaje de señas con el que Bell podía transmitirle discretamente la conversación familiar.[14] Además desarrolló una técnica del discurso en tonos claros, modulados directamente en la frente de su madre, donde ella lo oiría con claridad razonable.[15] Fue la preocupación de Bell por la sordera de su madre lo que lo condujo a estudiar acústica. Su familia estaba asociada con la enseñanza de la locución: su abuelo, Alexander Bell, en Londres, su tío en Dublín y su padre en Edimburgo, eran todos locutores. Su padre publicó una variedad de trabajos del tema, muchos de los cuales siguen siendo conocidos, especialmente su trabajo The Standard Elocutionist (1860) y Tratado en el discurso visible, que apareció en Edimburgo en 1868.[16] [13] The Standard Elocutionist se publicó en 168 ediciones británicas y vendió más de un cuarto de millón de copias, sólo en los Estados Unidos. En el libro, se explican sus métodos para enseñar a los mudos a articular palabras y a leer el movimiento de los labios de otras personas para descifrar su significado. El padre de Alexander le enseñó a él y sus hermanos el lenguaje de señas (que él llamó en ese entonces el discurso visible), además de identificar cualquier símbolo y su sonido.[17] Alexander fue tan eficiente en esta labor que se convirtió en parte de las demostraciones públicas de su padre, presentando sus capacidades descifrando en latín, gaélico e incluso los símbolos del sánscrito, los mensajes que su padre le transmitía mediante el lenguaje de señas.[18]
  • Primeros experimentos con el sonido: Su padre estimuló el interés de sus hijos por el discurso y, en 1863, los llevó a ver un autómata, hecho por Sir Charles Wheatstone basado en la anterior obra del barón Wolfgang von Kempelen.[23] El rudimentario "hombre mecánico" tenía la particularidad de que simulaba una voz humana. Alexander se quedó fascinado por la máquina y consiguió una copia del libro de von Kempelen publicado en Alemania, que tradujo a duras penas y, con esa información, Alexander y su hermano mayor Melville construyeron su propia cabeza autómata. Su padre, muy interesado en el proyecto, pagó los materiales.[23] Mientras su hermano construía la garganta y la laringe, Alexander hizo la tarea más difícil, recreando un cráneo realista. Sus esfuerzos resultaron en una cabeza notable que podía "hablar" algunas palabras.[23] Los muchachos ajustaron cuidadosamente los "labios" para que pasara una corriente de aire a presión a través de la tráquea y produjese el sonido "mama" muy reconocible. El invento complació a los vecinos.[24] Intrigado por los resultados del autómata, Bell continuó experimentando con un ser vivo, el Skye terrier de la familia, "Trouve".[25] Después de que Bell le enseñara a gruñir continuamente, Aleck alcanzaría en su boca y manipularía los labios y las cuerdas vocales del perro para producir un sonido crudo "Ow ah oo ga ma ma." Los visitantes creyeron que su perro podía articular "How are you grandma?" (¿Como estás abuela?) y su experimento convenció a los espectadores de que habían visto "un perro que habla".[26] Sin embargo, estos experimentos iniciales de Bell le llevaron a emprender su primer trabajo serio sobre la transmisión del sonido, usando diapasones para explorar la resonancia. A la edad de 19, escribió un informe de su trabajo y lo envió a Alexander Ellis, colega de su padre[26] y Ellis escribió inmediatamente de vuelta indicando que los experimentos eran similares a trabajos existentes en Alemania. Consternado al enterarse de que el trabajo había sido realizado ya por Hermann von Helmholtz que había transportado una vocal sonora por medio de un diapasón similar, Bell se dedicó a estudiar el libro del científico alemán, Sensation of Tone (Sensación del tono). De su traducción de la edición alemán original, Alexander realizó una conjetura a partir de la cual desarrollaría todo su trabajo futuro sobre la transmisión sonido, "Sin saber mucho sobre el tema, me parece que si una vocal de sonido puede ser producida por medios eléctricos, así podrían también las consonantes, permitiendo articular el habla".[27

  • Trabajar con los sordos La Escuela Clarke para el Sordo ubicada en Northampton. Posteriormente, su padre fue invitado por Sarah Fuller, rectora del Boston School for Deaf Mutes (que continua hoy como The Horace Mann School for the Deaf and Hard of Hearing),[41] en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, para entrenar a sus instructores en el «Sistema de Discurso Visible» o lenguaje de señas, pero rechazó la oferta cediéndole su lugar a su hijo. Bell viajó a Boston en abril de 1871 y concluyó un exitoso plan de formación.[42] Posteriormente le solicitaron repetir el programa en la Escuela Americana para Sordomudos[43] en Hartford y en la Escuela Clarke para el Sordo[44] en Northampton. Volviendo a casa en Brantford, después de seis meses en el extranjero, Bell continuó sus experimentos con su "telégrafo armónico".[45] El concepto básico detrás del dispositivo era que los mensajes se podían enviar a través de un alambre mientras cada mensaje fuera transmitido en un distinto pulso.[46] Inseguro de su futuro, contempló el volver a Londres para terminar sus estudios, pero decidió regresar a Boston como profesor.[47] Su padre le ayudó a empezar la práctica contactando a Gardnier Greene Hubbard, el presidente de la Escuela Clarke para el Sordo, para obtener una recomendación.[44] Enseñando el sistema de su padre en octubre de 1872, Alexander abrió una escuela en Boston llamada: Fisiología Vocal y Mecánicas del Habla (Vocal Physiology and Mechanics of Speech por su nombre en inglés), que atrajo a un gran número de pupilos sordos, a su primera clase asistieron 30 estudiantes.[48] [49] Trabajando como tutor privado uno de sus estudiantes más famosos fue Helen Keller, quien cursó clases con él desde temprana edad, sin la capacidad de ver, hablar u oir. Ella luego argumentó que Bell dedicó su vida a la penetración del "inhumano silencio que separa y estrangula".[50]

Para 1874, el trabajo inicial de Bell con el telégrafo armónico había avanzado mucho, debido al progreso hecho en su nuevo laboratorio en Boston así como en su casa en Canadá.[51] Mientras trabajaba ese verano en Brantford, Bell experimentó con un "fonoautógrafo", una máquina semejante a un lapicero que podía dibujar formas sobre cristal ahumado, basándose en ondas acústicas. Bell pensó que podría ser posible generar las corrientes eléctricas onduladas que correspondieran a las ondas de sonido.[52] Bell también pensó que múltiples alambres de metal a diversas frecuencias como una arpa podrían convertir las corrientes ondulatorias nuevamente en sonido. Pero él no tenía ningún modelo de trabajo para demostrar la viabilidad de estas ideas.[53] En 1874, el tráfico de mensajes de telégrafo se ampliaba rápidamente y en las palabras del presidente de Western Union William Orton, se había convertido en "el sistema nervioso del comercio". Orton había contactado con los inventores Thomas Edison y Elisha Gray para encontrar una manera de enviar múltiples mensajes telegráficos en una sola línea de telégrafo, para evitar el coste de construir nuevas líneas.[54] Cuando Bell menciona a Gardnier Greene Hubbard y Thomas Sanders que él trabajaba en un método de enviar múltiples tonos en un alambre de telégrafo usando un dispositivo de múltiple alambre, los dos ricos patrones comenzaron a apoyar financieramente los experimentos de Bell.[55] Los asuntos con patentes serían tratados por el notario de Hubbard, Anthony Pollok.[56] En marzo de 1875, Bell y Pollok visitaron al famoso científico Joseph Henry, que era entonces director del Instituto Smithsoniano, y le pidieron consejos a Henry sobre el aparato eléctrico de múltiple alambre, que Bell esperaba transmitiría la voz humana por el telégrafo. Henry contestó que Bell tenía "el germen de una gran invención". Cuando Bell dijo que él no tenía el conocimiento necesario, Henry replicó, "¡Consígalo!". Esa declaración animó a Bell para seguir intentando. Bell no tenía el equipo necesario para continuar sus experimentos, ni la capacidad de crear un modelo de trabajo de sus ideas. Una reunión en 1874 entre Bell y Thomas Watson, diseñador eléctrico experimentado y mecánico en la tienda de máquinas eléctricas de Charles Williams, cambió todo eso. Con la ayuda financiera de Sanders y Hubbard, Bell contrató a Thomas Watson como su ayudante. Bell y Watson experimentaron con la telegrafía acústica. El 2 de junio de 1875 Watson desenchufó accidentalmente uno de los alambres, y Bell en el final del alambre, oyó las insinuaciones del alambre. Las insinuaciones que serían necesarias para transmitir el discurso. Eso demostró a Bell que solamente un alambre era necesario, no múltiples. Esto condujo al teléfono accionado por sonido, que podía transmitir indistinguibles sonidos como la voz, pero discursos claros no.

FUENTES:

Entradas populares

PUEDES LEER SOBRE

¿QUE ES LA LOGOPEDIA? (5) AFASIA (3) ALMUDENA VALLE (1) ALZHEIRMER (2) ARTICULACIÓN (5) ASOCIACIONES (1) ATENCION TEMPRANA (14) AUDIOLOGIA (1) AUTISMO (7) BECAS (1) BLOGS (5) BLOGS Y WEBS (6) CARTAS A POLITICOS (2) COLABORACIONES (1) COLEGIOS DE LOGOPEDAS (11) CON NOMBRE PROPIO (11) CUENTOS (2) CURIOSIDADES (1) CURSOS (7) DAÑO CEREBRAL (1) DEGLUCIÓN ATIPICA (1) DESARROLLO DEL JUEGO (1) DIA DE (2) DÍA DE LA LOGOPEDIA (3) DÍA EUROPEO DE LA LOGOPEDIA (2) DIFUSIÓN (1) DISCRIMIN. AUDITIVA (1) DISFAGIA (3) EMOCIONES (1) ENCUESTAS (1) ENTREVISTAS (1) ESPACIO EUROPEO (1) ESTIMULACION (1) ESTIMULACIÓN COGNITIVA (1) ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE (1) EXTREMADURA (1) FISURA LABIOPALATINAS (1) FORMACIÓN (6) GUÍAS (1) HABLA (1) Hablar en (1) HUMOR Y LOGOPEDIA (3) IDEAS INTERVENCIÓN (1) IMÁGENES (2) INTRUSISMO (1) JUEGOS ORDENADOR (1) LECTOESCRITURA (3) LIBROS (20) LOGOPEDAS (8) LOGOPEDIA (3) LSE (1) MATERIALES (39) MI VIDA (18) MORFOSINTAXIS (2) MOTRICIDAD OROFACIAL (1) noticias (22) OPOSICIONES; BOLSA DE EMPLEO (11) Oratoria (1) OROFACIAL (11) PADRES (1) PARA PADRES (2) PARÁLISIS CEREBRAL (1) PAUTAS A PADRES (1) PELICULA (3) PLAGIOCEFALIA (1) PONUNLOGOPEDAENTUVIDA (8) PRAXIAS (1) PREMIOS (2) PROGRAMAS ORDENADOR (1) PSICOMOTRICIDAD (2) QUEJAS (5) RECORTES DE PRENSA (7) RELAJACIÓN (1) RETRASO LENGUAJE (1) REVISTAS (1) SAAC (1) SEMÁNTICA (2) SILABARIO (1) SINDROME DE DOWN (5) SINDROMES (4) SORDOS (2) TARTAMUDEZ (4) TEORIA DE LA MENTE (2) TEST DE EVALUACIÓN (9) TGD (1) VIDEOS (3) VIDEOTERAPIA (1) VOCABULARIO (2) VOZ (8) X FRÁGIL (1)

AVISO LEGAL:

AVISO LEGAL: Los libros, láminas y test para descargar en esta página son sólo LINKS a los archivos dispersos por la web, por lo tanto los administradores y contribuyentes de este blog quedan libres de cualquier responsabilidad que se les quiera atribuir. Además, queda establecido que cada persona que acceda al blog, es conciente que algunos de los material citados son de libre descarga, pero otros pertenecen y son marcas registradas de sus respectivos autores, por lo que la descarga de ellos será responsabilidad de cada usuario. la página sólo menciona el lugar donde acceder a ellos.